viernes, 8 de enero de 2010

Saca 6.900 euros de las cuentas de sus compañeros tras robarles el DNI

Forzó las taquillas de la empresa en la que trabajan, en la avenida de Los Campones
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el viernes a I. P. R., de 32 años, vecino de la Felguera, como presunto autor de sendos delitos de robo con fuerza y estafa, en los que presuntamente se hizo con 6.900 euros de sus compañeros de trabajo.

Los hechos fueron denunciados el pasado miércoles por un trabajador de una empresa de la avenida de Los Campones, que aseguraba que su taquilla había sido forzada y le habían sustraído de la misma una cartera con dinero y su Documento Nacional de Identidad. Posteriormente telefoneó a su entidad bancaria, donde le dijeron que un individuo había intentado realizar una extracción a su nombre, pero que no había podido llevarla a cabo.

El mismo día, al finalizar su jornada a las 15 horas, otro empleado de la misma empresa se percató de que su taquilla estaba igualmente forzada y le faltaban del interior el DNI y 150 euros. Tras realizar gestiones con su banco averiguó que a lo largo de la mañana habían sido extraídos 4.400 euros de su cuenta.

En el transcurso de la investigación los agentes comprobaron que otro trabajador ya había denunciado anteriormente hechos de similar naturaleza ante la Guardia Civil. En este caso, tras aparecer forzada su taquilla, su banco le notificó que en una oficina de Oviedo se había efectuado una extracción de su cuenta por un valor de 2.500 euros.

Los investigadores determinaron que el autor de los hechos era un trabajador de la misma empresa, quien tras robar a sus compañeros y estimando poca la cantidad de la que se apropiaba, acudía a una oficina de la misma entidad bancaria en el que aquellos tenían su cuenta y, al estar documentado, procedía a solicitar el saldo de su cuenta y luego el dinero interesado.

Tras ser arrestado se comprobó que I. P. R. acumulaba ya 19 detenciones por estafa y robos en los que había utilizado un procedimiento casi idéntico. Tras ser puesto a disposición judicial el sábado, el juez decretó su libertad.

Un robo frustrado

El miércoles fue detenido E. C. V., de 19 años, como presunto autor del intento de robo de una furgoneta, que se quedó calada cuando el delincuente pretendía huir.

Los hechos tuvieron lugar en la calle de Munilla, en Nuevo Gijón. El propietario de la furgoneta, que estaba en un bar próximo, acababa de ser avisado de que su vehículo no estaba en el lugar donde lo había dejado estacionado, cuando de repente vio pasar por delante suyo al ladrón conduciendo la furgoneta.

El hombre salió inmediatamente a la carrera tras su vehículo y el conductor, al verse perseguido, intentó acelerar. Sin embargo, la furgoneta quedó detenida, probablemente calada, en mitad de la calle. Al verse acorralado por la gente del barrio que había presenciado los hechos, y ante el temor a represalias, el joven se escondió en el fondo de la furgoneta hasta la llegada de la Policía, que procedió a su detención. E. C. V. tenía 26 detenciones anteriores por delitos de robo con fuerza.

Origen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor