martes, 1 de junio de 2010

Un minuto de trabajo: 290

Un ovetense que se olvidó las llaves en casa denuncia la alta factura que le cobró un servicio urgente por abrirle la puerta.
Una factura de 290 euros por un escaso minuto de trabajo. De seguro, al ovetense que se le olvidaron las llaves en casa y le cobraron semejante factura por abrirle en menos que canta un gallo la puerta se le han quitado las ganas de volver a recurrir a un servicio de reparaciones urgentes. Su queja ha sido trasladada por la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), que advierte a futuros clientes de que este tipo de servicios pueden salir demasiado caros.
En el caso del ovetense, se decidió a llamar porque, al darse cuenta de que no llevaba las llaves encima, se percató también de que no conocía a ningún cerrajero en la zona. Vio el típico anuncio de pegatinas que pueden verse en portales, faroles o cualquier objeto y no se lo pensó dos veces. El operario que acudió en su ayuda, tras echar un vistazo al modelo de la puerta, sacó una pequeña lija y, pasándola por el hueco entre el marco y la cerradura, abrió la puerta sin más dificultad. La factura, 290 euros.
Desde la UCE recuerdan que uno de los principales motivos de reclamación de los consumidores son precisamente los cobros abusivos de tarifas y que son frecuentes las facturas de más de 300 euros por servicios de tan sólo 15 minutos de trabajo, en concepto de desplazamientos, mano de obra y servicio de urgencia. Y, añaden, que no son servicios de urgencia puesto que incluso pueden tardar días en desplazarse a la vivienda. Además, nunca informan por adelantado de sus precios ni presentan el presupuesto previo al que obliga la ley. Y, como consecuencia de ello, aparecen estas desorbitadas facturas que dejan al consumidor estupefacto.
Ante estas situaciones, la UCE recomienda, por ejemplo, desconfiar de las empresas que se anuncian sin indicar su nombre y dirección, o que sólo faciliten un número de móvil como contacto. Siempre es preferible recurrir a un servicio técnico oficial autorizado e ir haciéndose una agenda de profesionales para que, en caso de perder las llaves, no haya más sorpresas
Origen de la noticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor