viernes, 28 de enero de 2011

El robo del minuto

Un tipo de asalto a pisos, en el que los ladrones están muy poco tiempo y solo sustraen joyas y dinero, se multiplica en Barcelona os cacos ya no actúan únicamente en días festivos
El cine y la literatura han elevado a la categoría de robo del siglo acciones delictivas que han destacado por el botín conseguido o por violar las más sofisticadas medidas de seguridad. En el otro extremo está Barcelona, donde de tanto producirse, se está a punto de consagrar el robo del minuto, una modalidad de atraco en domicilio donde los asaltantes pasan muy poco tiempo en la vivienda y solo buscan dinero y joyas, olvidando todo lo demás.
Como «robo del minuto» han bautizado los cerrajeros, auténticos detectores de las variaciones en la forma de operar de los ladrones, un robo en el que el ladrón, tras conseguir entrar en la casa, está dentro apenas unos minutos. «Van deprisa. Buscan solo las joyas y el dinero y pasan de televisores u ordenadores», explica un experto cerrajero que prefiere no dar su nombre y que recuerda como años atrás lo habitual en estos robos era que los ladrones desvalijaran toda la casa de arriba abajo. Ambas tipologías se siguen dando y causando, además del económico, un grave daño emocional. «Que roben en la propia casa hace sentir a la víctima que su intimidad, su refugio, ha sido violado», cuenta un mosso que lucha contra esa lacra.

Desde el patio de luces

Rosa y Salvador, un matrimonio residente en Sants, ha sufrido uno de estos robos. Era una tarde del pasado mes de mayo y habían salido a hacer una gestión. Estuvieron fuera menos de una hora. Sin embargo, al volver a casa, Rosa notó algo raro. «Me costó mucho abrir la puerta. Cuando lo conseguí, vi que habían puesto un mueble tras la entrada para bloquearla», relata. En su caso, los ladrones se descolgaron por el patio de vecinos y entraron por la galería. En la casa, se limitaron a abrir los muebles de la habitación y del salón. Nada más. «Solo se llevaron las joyas», recuerda la mujer.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor