sábado, 29 de octubre de 2011

La Policía investiga el robo de 3.000 euros en la caja fuerte del matadero de Gijón

Los ladrones destrozaron cinco puertas de acceso a las instalaciones y cortaron la alarma de seguridad
Fracturaron cinco puertas, desconectaron la alarma del recinto y se llevaron todo el dinero en efectivo que encontraron en la caja fuerte de las oficinas. La Policía Nacional de Gijón investiga estos días el robo que tuvo lugar en la madrugada del pasado sábado en las instalaciones del matadero de Gijón, en la parroquia de Roces.
Las primeras investigaciones apuntan a la actuación en la zona de un grupo especializado. Los delincuentes actuaron de madrugada para evitar la presencia de testigos. Los responsables del propio matadero señalaron ayer a este periódico que el suceso «causó grandes destrozos» en las instalaciones. Los ladrones, a los que ahora busca la Policía, intentaron acceder al interior del matadero gijonés fracturando cinco puertas. Una vez en el interior del recinto, los delincuentes cortaron el cable del teléfono, conectado con el sistema de alarmas, para poder actuar con total impunidad. Los miembros de esta supuesta banda organizada se llevaron sólo dinero en efectivo. En total consiguieron un botín de más de 3.000 euros. Un dinero que permanecía en el interior de la caja fuerte del matadero. Los responsables de las instalaciones mantienen que los delincuentes «no pudieron encontrar más efectivo» porque «sólo tenemos aquello que se nos paga en mano y eso es poca cantidad». Los delincuentes hicieron caso omiso del resto de aparatos tecnológicos que se encontraban en el interior de las oficinas.
El golpe podía haber estado preparado. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que investigan los hechos barajan actualmente la posibilidad de que los delincuentes se hubieran personado en el matadero días antes del robo con el único objetivo de vigilar las instalaciones y su sistema de seguridad.
Los funcionarios que ahora investigan los hechos aseguran que el asalto se produjo en pocos minutos y que los delincuentes podrían haber utilizado una furgoneta para abandonar el lugar del robo. La Policía Científica se desplazó hasta el lugar de los hechos para intentar recabar pistas acerca de lo sucedido. La investigación continúa abierta por lo que no se descarta que en los próximos días pudieran producirse novedades al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor