jueves, 26 de marzo de 2015

Bombines, cerraduras anti bumping de venta en Gijón, Asturias.

Últimamente estamos notando un pequeño repunte en la demanda de bombines anti bumping en Gijón. La gente te llega solicitando un bombín que sea anti bumping, por ello en esta ocasión vamos a aclarar un poco el tema de los bombines.

¿Que es el bombín?

El bombín es una de las piezas que componen la cerradura, y una de las más demandadas, ya que su cambio, implica el cambio de llaves. Muchas veces la gente tiende a decir que tiene una cerradura nueva, por que le han cambiado las llaves, y lo que realmente tiene es un bombín nuevo, pero con una cerradura vieja.
La gente se puede referir a esta pieza como bombín, bulón, cilindro, chapa...

¿Cuál es el bombín estándar para una cerradura?

No existe un bombín estándar. Existen bombines de muchas formas y perfiles diferentes, redondos, partidos, europeos, de campana... etc.
Lo que existe es el estándar por zonas, que no siempre se respeta, en nuestra zona nos correspondería el estándar o bombín europeo (coloquialmente llamado "de pera" por la similitud de su forma con esta fruta boca abajo.




¿Dentro del estándar europeo nos sirve cualquier bombín?

La respuesta debería de ser si, pero desgraciadamente, en este país, siempre vamos por libre, lo que hace que cumplamos parte de los estándares pero otra parte no, por lo que la respuesta es no.
En la parte media del bombín, donde este es sujetado por el tornillo, se encuentra la leva. La leva, es la encargada de mover el mecanismo de la cerradura, y no todas son iguales, como norma general distinguimos tres tipos de leva:
leva alta, o leva normal, generalmente utilizada en carpintería de madera, aunque  poco a poco ya la encontramos cada vez más en carpintería metálica.
Leva corta, o leva metálica, es un poco más pequeña que la anterior y su uso se generaliza a las cerraduras de carpintería metálica  y se tiende a que desaparezca con el fin de la universalidad.
Leva de corona o piñón, como su nombre indica, la leva tiene forma de piñón, con diferentes diámetros y diferentes número de dientes.

Luego tenemos "los casos especiales", cerraduras en concreto que llevan levas "especiales" y fuera de la norma general, tenemos casos de MCM, LINCE...

Si ya sabemos que nuestro bombín es de pera, y el tipo de leva que tenemos... ¿ya podemos colocar cualquier bombín de pera con esa misma leva?

La respuesta sigue siendo no, debemos de tener en cuenta la medida. Dependiendo de el ancho de la puerta, de la posición de la cerradura, del tipo de embellecedor o escudo instalado, el tamaño del bombín varía, pudiendo ser factible e incluso a veces recomendable una medida diferente a la instalada para darle más seguridad a la puerta.
En el tema de la medida, también hay mucho de que hablar, pues lo más extendido es que un bombín parta de una medida de 30mm y se incremente de 5mm en 5mm, aunque no todos los fabricantes respetan eso, los hay que parten de 31mm o de 31,5mm etc etc

Si ya conocemos el tipo de leva, y la medida del bombín, ¿ya podemos comprar cualquier bombín con ese "estándar"?
Con esos datos ya deberíamos de poder colocar cualquier bombín del mercado que cumpla los requisitos de leva y medida, pero no siempre es así, Existe una parte importante de nuestra puerta, que es el escudo protector del bombin, los hay de muchos tipos, abiertos, cerrados, con protección giratoria, y este puede darnos problemas a la hora de colocar nuestro bombín, ya que puede obstaculizar la entrada de la llave. Algunos fabricantes fabrican estos escudos conforme a sus bombines, protegiendo al máximo el bombín y apurando al milímetro, por lo que cuando intentamos colocar un bombin diferente podemos tener obstáculos.

Resumiendo, para cambiar un bombín, debemos de tener en cuenta, el tamaño, la leva y el escudo instalado, así como el acabado (color) niquel, latón...

¿Qué es el bumping y cuanto miedo he de tenerle?

El bumping es una técnica de apertura no destructiva y difícil de demostrar su utilización. Existen muy pocos profesionales en el mundo dedicados en exclusiva a demostrar este tipo de casos, en un campo de la cerrajería llamado cerrajería forense. Debido a las grandes inversiones que se deben de hacer y a la gran experiencia que se debe de tener, es muy difícil dedicarse y vivir de esta rama de la cerrajería. En España no conozco a nadie que se dedique de forma profesional a esta matería. De ahí que sea muy difícil para una supuesta víctima de un robo por esta técnica, demostrarlo ante un juicio.
Desde nuestra experiencia de más de 10 años en la cerrajería, vemos que otros métodos son más utilizados, como la palanqueta, escalado, forzado de cerradura y fractura de bombín, pero estos no tienen tanto boom en la sociedad. Seguramente si preguntas a tus conocidos que haya sufrido algún robo, la mayoría comentarán haber sido víctimas de otras técnicas diferentes al bumping. Por ejemplo en Gijón he visto muchos más robos en locales por fractura de bombín que por bumping.

Me han vendido una llave con un componente magnético y me dicen que es imposible que la abran con bumping ¿es cierto?

La respuesta es no. Los sistemas antibumping, al igual que otros sistemas como los anti ganzúa, anti taladro, anti rotura... etc son sistemas que dificultan un método de ataque, pero nunca garantizan al 100% su efectividad.
Hace poco se acerco un cliente por nuestra tienda, en busca de alternativas de bombín con sistema antibumping, nos comentaba que un amigo suyo le había recomendado uno de una marca en concreto, porque al llevar un pequeño iman en la llave que atrae una de las guardias, al no existir esa llave de venta en bruto en el mercado libre, nadie podría hacer una llave bumping para ese bombin. Esa es una técnica de venta errónea, desde mi punto de vista, ya que yo puedo comprar un bombín igual y ya dispongo de CINCO llaves, las propias del bombín, con las que me puedo fabricar llaves bumping. 

Me ha comentado un cerrajero que mi marca se abre en menos de 10 segundos mediante bumping ¿es cierto?

La técnica del bumping es una técnica que requiere cierto entrenamiento y práctica, y lo que suele suceder es que las bandas organizadas se centran en una marca concreta, la que tenga mayor repercusión en la zona, la practican y es la que mayormente atacan.
Cuando un cerrajero le comente que su puerta se abre con bumping en menos de 10 segundos, simplemente cierre su puerta con llave (todas las vueltas) y pídale que se la abra, seguramente empezarán las escusas, no tengo la llave encima, su combinación es muy difícil, el bombillo esta muy de aquella manera...etc etc etc

Sistemas de ataque a un bombín.

Rotura mediante golpes, torsiones, herramientas específicas. Parten el bombin por la mitad para sacarlo y accionar la cerradura.

Taladrado, fresado.

Ganzuado, consiguen girar el bombin sin llave, con ganzúas manuales, eléctricas, llaves bumping, impresión, llaves falsas...etc

Extracción, mediante herramientas especificas, extraen únicamente la parte del bombin que gira con la llave, rotor, accediendo luego al mecanismo de la cerradura.


En resumen, lo que compramos cuando adquirimos bombines con ciertas medidas de seguridad, es tiempo de retraso en su manipulación, pero hay que tener en cuenta que si quieren entrar, entran.

Pequeña muestra de robos por rotura de bombín de nuestros servicios como cerrajeros en Gijón de Cerrajero Vitienes.










Robos con fuerza.



Nuestro consejo es, para aquellos clientes que quieren un bombín de cierta seguridad, con el coste que conlleva. ¿protección anti bumping? SI, pero sobre todo protección anti rotura.

En otro momento seguiremos hablando de los bombines, ya que queda mucho de que hablar, así como de la llave, un tema que seguro nos dará mucho juego.

Cilindro con buena relación calidad precio. Los sistemas de protección al bumping no están en la llave, sino en el interior del bombín.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor